Type your search keyword, and press enter

Licuadoras y zumos para potenciar y alargar el bronceado

¡Hoy inauguramos la sección de cocina con ideas para comer sano!

Ensalada

Una ensalada a base de verduras, hortalizas y frutas le proporciona la vitamina C, los betacarotenos y el agua. Si la aliña con tres cucharadas de aceite o le añade 20 gr. de frutos secos obtendrá además la vitamina E, los ácidos grasos esenciales y los minerales.

Licuadora

Otra forma de tomar todos estos nutrientes es en forma de zumos. Meta en una licuadora los mismos ingredientes que para una ensalada, pero sustituya el aceite de oliva por aceite de semillas (el de oliva tiene un sabor demasiado fuerte y modificaría el sabor) y otra de germen de trigo (en lugar de frutos secos, porque quedará mas suave). Si queréis dar un vistazo a las mejores licuadoras, podéis visitar esta web.

Zumos

Receta 1: 1 naranja, 1 zanahoria mediana, 1 limón, 1 cucharada de postre de aceite de semillas y otra de aceite de girasol. Receta 2: 1 manzana mediana, 1 tallo de apio, 1 zanahoria, 1 limón, 1 cuchara de postre de germen de trigo y otra de aceite de semillas. Receta 3: 100gr, de lechuga, 50 gr. de espinacas, 2 kiwis medianos, 1 cucharada de postre de aceite de semillas y otra de germen de trigo.

Los dietistas aseguran que la alimentación puede favorecer el bronceado, fortalecer la autoprotección interna de la piel y prolongar los efectos del sol. Los carotenos son conocidos porque favorecen la síntesis de melanina, que da lugar al bronceado y que hace de filtro natural de los rayos ultravioleta. En los alimentos que consumimos están presentes alrededor de 20 carotenos diferentes, siendo el betacaroteno el más conocido, porque el cuerpo lo convierte en vitamina A.

zumos licuadoras verde

Los alimentos más ricos en betacaroteno son las frutas y hortalizas de color verde, naranja, amarillo y rojo como tomate, brócoli, zanahoria, calabaza, espinacas, acelgas, lechuga, perejil, pimiento, melocotón, mango, pomelo y papaya. El campeón es el albaricoque seco con 17.600 microgramos de betacaroteno. Estos alimentos conviene empezar a consumirlos dos semanas días antes de exponerse al sol, porque el caroteno alcanza su nivel adecuado de concentración en el organismo 15 días después de empezar a tomarlo.

Un estudio publicado en el Journal of The American Academy of Dermatology asegura que si tomáramos más alimentos ricos en betacarotenos estaríamos mejor protegidos de los rayos ultravioletas (UV). Los voluntarios que tomaron una combinación de vitamina C y E y «lycopeno» (un antioxidante presente en los vegetales de colores fuertes) durante 4 semanas, experimentaron un aumento del 20% en su resistencia frente a las quemaduras solares, mientras que los que tomaron placebo mostraron una piel más sensible a la exposición UV.

Con esto no se está sugiriendo que comiendo grandes cantidades de fruta, verduras y hortalizas pueda pasarse horas al sol sin quemarse. La protección que ofrecen es moderada, pero si enriquece su dieta con carotenos, vitaminas C y E, minerales y ácidos grasos esenciales podrá aumentar sus defensas frente al astro rey.