Type your search keyword, and press enter

Alejandro Sanz debuta como fotógrafo

Su visita a España siempre levanta revuelo, porque desde que vive en Miami sólo viene a nuestro país en contadas ocasiones.

Esta vez, con un motivo más especial. Por todos es sabido que Alejandro Sanz compone, canta e, incluso, pinta, pero ahora el intérprete descubre una nueva faceta, la de fotógrafo. Sanz, que sigue con su pelo rubio y algo más gordito, diría yo, presentó ayer «Fotos de ida y vuelta », que han sido pasadas por el tamiz de Jaume de Laiguana, que ya trabajó con el músico anteriormente en vídeos como «No es lo mismo », «Regálame la silla » y «Tú no tienes alma ».

Dos nuevos discos

Sesenta y una instantáneas tomadas en su gira mundial «No es lo mismo 2004 » componen la muestra, que estará en el Paraninfo Norte de la Universidad Complutense hasta el viernes 16 de diciembre. «Mi intención ha sido la de poner imágenes -en su «tour » hizo unas seis mila las sensaciones de un viaje. Me interesa cualquier tipo de arte. Soy un poco exhibicionista y quiero mostrar todo lo que hago », explicó el cantante. Ciudades como Costa Rica, Río de Janeiro, Chicago, Dallas y Miami han quedado inmortalizadas con la «pequeña cámara digital » de Alejandro Sanz, pero no hay de España, «quizá dé para una segunda parte », destacó.

1836408972_09f307238c_zLa muestra pretende ser itinerante, aunque desconoce por dónde pasará. Y aunque podrían haber sido retratos de niños o paisajes, Sanz ha querido decantarse por la fotografía industrial. La fotografía es desde hace muchos años una de sus aficiones preferidas, pero fue hace poco cuando se dio cuenta de que los viajes «no son salir y llegar, sino que hay muchas cosas en medio que se pierden, que se pueden capturar con una cámara y compartir con los demás ».

Detrás de esta idea hay una buena causa, ya que los beneficios que se recauden con su venta -se ha hecho una tirada de tres de cada una de las fotografías, que se pueden comprar por 3.000 eurosirán destinados, a través de Infancia sin Fronteras, a la construcción de dos centros de desarrollo en Guatemala, «porque tenía claro que los beneficios fueran destinados para los niños ». Consciente de que no todos podrán hacerse con una, incitó a ayudar de otra forma, con el apadrinamiento de niños: «Yo voy a hacerlo con muchos. En cuanto a adoptar, nunca se me ha pasado por la cabeza ». Con la fotografía cree que conseguirá más dinero, «ya que los conciertos benéficos nunca me han funcionado muy bien ».

Aunque según él «no es el momento para hablar de otra cosa », sí reveló que ya trabaja en dos nuevos discos, uno en español y otro en inglés, y, a pesar de que no le gusta hablar de su vida privada, reconoció que la muerte de su padre y su reciente separación de Jaidy Mitchell influyen en su trabajo:«Todo lo que me pasa afecta a mi obra ». Respecto a la pintura, explicó que «por el momento no haré nada, ya que me llevé una gran decepción con una exposición que hice en Granada. Aunque no me pongo plazo a los proyectos, sino que ellos me buscan a mí ».